Published On: Wed, Mar 15th, 2017

La Caída de Quisqueya I

Share This
Tags
Esparta era una ciudad estado de la Antigua Grecia situada en la península del Peloponeso a orillas del río Eurotas. Fue la capital de Laconia y una de las polis griegas más importantes junto con Atenas y Tebas.
Gracias a su poderío militar, Esparta fue una de las ciudades que lideraron a los aliados griegos durante las Guerras Médicas en la primera mitad del siglo V a. C.
El país que actualmente se denomina Grecia se conocía antiguamente como Hélade, pero políticamente estaba fragmentado en numerosas polis o ciudades estado independientes entre sí, que unas veces se aliaban y otras se enfrentaban en guerras sangrientas.
La civilización griega tuvo un fuerte desarrollo en el campo filosófico. Se le suele considerar la «cuna de la civilización occidental», ya que sus grandes pensadores fueron los que desarrollaron los primeros conceptos de la filosofía.
Esparta, desapareció, se plantea, que por su rigidez los conflictos y divisiones interna, por su incapacidad de adecuarse a los tiempos. Por aferrarse al mundo dentro de sus fronteras. Grecia, por su parte, desapareció por indigestión, por ensanchar demasiado sus conquistas.
Quisqueya por los sobornos. Sus autoridades, convirtieron en un negocio el permitir el cruce fronterizo a nacionales haitianos, primero. A grupos, luego. Y a multitudes, después.
Las voces de alarma de los Quisqueyanos preocupados, no fueron escuchadas. La codicia –el amor por el dinero- anuló el sentimiento de lealtad a la patria de sus autoridades. Los sobornos, anularon el sentido auditivo para no escuchar las alarmas. Anuló la voluntad y el complimiento del deber. Y la comodidad en unos y el miedo en otra parte de la población, los hizo permanecer indiferentes.
Mientras, los haitianos, un crisol de tribus africanas, unidos por los sangrientos rituales del vudú, avanzaban en su sueño de repetir aquel genocidio contra los amos franceses y hacerse de nuevo de la tierra, ahora la de los dominicanos. De la que habían sido expulsados y derrotados hace 173 años.
La oligarquía local, y los propietarios, solo veía beneficios. Mientras más haitianos cruzaran, mas se reducía el costo de la mano de obra, mas beneficios tendrían, y si se unificaba la isla, el mercado para sus productos se duplicaría de 10 a 20 millones de consumidores.
Pero, una cosa piensa el burro, y otra el que lo apareja.
¿Que como sucedió? De la forma más simple e inesperada. Todos parecían mendigos, pero no era así. Un grupo se dedico al trabajo de inteligencia. Eran ex miembros de las Fuerzas Armadas haitiana.
En cada ciudad. Ubicaron los depósitos de armas. Los domicilio de los líderes. Los ciudadanos armados. Y fueron distribuyendo sus nacionales de acuerdo a las necesidades de ataque y destrucción. Una de las ocupaciones claves era la de ser serenos.
Muchos cuarteles y destacamentos militares fueron tomados desde dentro. Por la presencia en estos de hijos y descendientes de los haitianos. Parte de un plan organizado décadas atrás.
Y mientras los pueblos eran pacíficamente ocupados. Las ciudades rodeadas de asentamientos de los extranjeros. Los cuarteles vigilados. Los traidores internos disfrutaban embriagados por sus riquezas, fruto de los sobornos, de su perdición.
Por Milton Olivo
Continuara……
El autor es Escritor y presidente del Proyecto Quisqueya Potencia -PQP-.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

POLITICA DE PRIVACIDAD: Un artículo de opinión es responsabilidad del autor. Cualquier medio informativo escrito, televisivo o radial, puede reproducir cualquier noticia o información (parcial o total), siempre y cuando, reconozca que la fuente es www.enrojoysinrodeo.com o mencione nuestra dirección electrónica: enrojoysinrodeo@gmail.com .