Published On: Wed, Mar 22nd, 2017

La solución al problema haitiano

Share This
Tags

El autor es presidente del Partido Quisqueya Potencia.

¡A grandes males, grandes remedios!

Un estadista, es aquel gobernante que sus acciones la ejecuta pensando en las conveniencias del presente y de las próximas generaciones de su patria. Contrario a los gobernantes demagogos e irresponsables; que actúan pensando en salir del paso, las conveniencias personales y las próximas elecciones.

De ahí, mi -inocultable- admiración, en ese orden, por el generalísimo Trujillo, al pagar la deuda externa, eliminar la delincuencia y sacar los haitianos del territorio. Los extranjeros deben entender, que desde Haití, -en el pasado- los dominicanos hemos sufrido su invasión militar y gobierno por 22 anos, luego más de 15 invasiones militares, con la intensión de hacer desaparecer la R. Dominicana.

En el presente, Haití, de país, solo tiene el nombre. Es una especie de corral casi desertico o finca absolutamente deforestada y los ríos en extinción, donde coexisten capataces y siervos, en situación infrahumana.

Como EEUU, Canadá y la Unión Europea, no quieren esas masas hambrientas y analfabetas en su territorio, y entienden que deben permanecer recluidos en la isla. Lo que significa que es un problema dominicano, nosotros temprano que tarde tendremos que hacernos cargo. Y mejor, temprano que tarde.

Con Haití tenemos dos grandes problemas o dos grandes temas pendiente; UNO: de presente e inmediato: resolver el problema de la invasión a nuestro territorio. DOS: de futuro, el problema de evitar la isla se convierta en un desierto, el rescate de los bosques, de los ríos, la preservación del Medio Ambiente, la vida y la paz en la isla.

UNO: De presente detener, desincentivar su ingreso al país y hacer que regresen a sus casas. Fíjese que digo, “regresen a sus casas”, lo digo, porque deben crearse las condiciones para que ellos regresen por sus propios medios, al igual de cómo vinieron. En un plazo que no debe pasar de 30 días.

Transportar de regreso más de tres millones de invasores, es caro, antieconómico y no conveniente, sobre todo, si ellos pueden regresar por sus medios.

¿Cuál es el problema de futuro? Que el crecimiento de nuestra población ronda los 2.5% anual, lo que significa que se duplica cada 40 anos.

Significa que si ambos pueblos duplican su población para el 2057, en la isla habrán mas 40 millones de habitantes, lo que la hará invivible. El Medio Ambiente al ritmo que vamos, habrá sido destruido, los ríos se secados. Y tendríamos hambruna, no habría agua, y tendrían nuestros hijos y nietos, una guerra de exterminio entre ambos pueblos por la supervivencia. Lo que es nuestra responsabilidad histórica evitar, para beneficio de ambos pueblos.

Solución al problema del presente. ¿Que hacer para que los haitianos decidan regresar voluntariamente a sus hogares en su país, a reunirse amorosamente con sus familias? ¿Y qué no se sientan tentados a regresar?

Crear una nueva Ley de Migración, que establezca penas de tres años de cárcel y trabajos públicos a los migrantes ilegales, los cuales lo purgaran reforestando nuestros bosques y cuencas hidrográficas, recluidos en campos de refugiados construidos para tales fines. Para lo que hay que eliminar la prohibición de trabajos públicos establecida en nuestra constitución.

Luego de promulgada esta nueva Ley de migración, facilitarle 30 días a todos los extranjeros para que regresen voluntariamente a su país.

DOS: Solución al problema del futuro. Necesitamos controlar el territorio haitiano, para salvar la isla, para evitar se transforme en el desierto del Caribe, reforestarla, controlar el crecimiento de la población haitiana para evitar las tragedias y conflictos Malthusianos futuros, por un crecimiento descontrolado de esa población.

Propuesta “Operación Caonabo”: Luego de la salida de los Cacos Azules de la Naciones Unidas, invadir militarmente Haití. Tomar control de su territorio. Imponer un control de la natalidad, de solo un hijo por madre. Tomar el control del oro, la bauxita y demás minerales, para impulsar la agricultura, y la reforestación de su territorio.

Recursos, con lo que rescataríamos los bosques, Ríos y Medio Ambiente de esa parte de la isla. Se crearían millares de empleos. Impulsaríamos su desarrollo, elevaríamos su nivel de vida, le construiríamos escuelas, hospitales y lo pondríamos en la senda de que en el futuro puedan autogobernarse.

Haití, de país, solo tiene el nombre. Es una especie de corral casi desertico o finca absolutamente deforestada y los ríos en extinción, donde coexisten capataces y siervos, en situación infrahumana.
La “Operación Caonabo”, será criticada por la diáspora haitiana, pero será apoyada por las potencias mundiales, y calificada de humanista, solidaria, verde y responsable por la comunidad internacional.

E invitaríamos a las Naciones Unidas, EEUU, Canadá y la Unión Europea, a participar y colaborar en la magna tarea que hemos asumido. Inclusive si quieren participar en darle forma a una especie de Fideicomiso Internacional para la co-administración de ese territorio.

¡A grandes males, grandes remedios!

Por Milton Olivo
El autor es Escritor y presidente del Proyecto Quisqueya Potencia –PQP-.
Milton.olivo@gmail.com

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

POLITICA DE PRIVACIDAD: Un artículo de opinión es responsabilidad del autor. Cualquier medio informativo escrito, televisivo o radial, puede reproducir cualquier noticia o información (parcial o total), siempre y cuando, reconozca que la fuente es www.enrojoysinrodeo.com o mencione nuestra dirección electrónica: enrojoysinrodeo@gmail.com .