Published On: Thu, Aug 18th, 2016

Las caídas de Miguel

Share This
Tags

Venecia JoaquinLos líderes no sólo deben estar atentos a   asuntos políticos, de Estado, empresas, organismos  internacionales, en buscar poder y riquezas, por nada del mundo deben perder de  vista los infelices, sus necesidades ¡el alma de la nación! y muy especialmente,   las señales divinas.

Muchos olvidan que Dios, el Todopoderoso, los esta observando e inesperadamente, puede detenerlos y recordarles su  misión con el prójimo. Por  esos motivos, me preocupan aquellos  que engañan y  desprecian los infelices, que exhiben prepotencia por su capacidad de  adquirir recursos económicos o políticos sin importarles el medio; los funcionarios que tienden a administrar la dependencia como si fuera un pastel para consumo personal o grupal, olvidando  el bienestar  nacional.

A Miguel Vargas, le  han sucedidos eventos dignos de que se detenga a analizarlos.  Logró las riendas del PRD, apoyó el PLD para que ganara  y consiguió que lo designaran Ministro de Relaciones Exteriores. Me preocupan sus estrategias para alcanzar metas y su conducta en las mismas.

La Cancillería no es un lingote de oro para  viajar, lucir trajes, tomar  champagne y llenar embajadas y consulados de botellas.  Tampoco es una piñata de un partido. Es  una plataforma muy importante para  tender puentes, abrir puertas,  inspirar confianza en gestiones internacionales que repercutan positivamente en el  turismo, inversión, respeto a la soberanía, en el desarrollo  y proyección del país.

Los que creemos en Dios y sus múltiples formas de manifestarse, sabemos que las cosas no suceden al azar. Hace unos meses,  Miguel sufrió una caída en su  mansión. Se fracturó la pierna derecha. Tuvo que frenar  el ritmo de sus actividades. Anda con bastón.

En el Palacio Nacional, antes de ser juramentado como Canciller lucia inquieto, con frecuencia sacaba un pañuelo y se secaba el sudor, mientras los demás estaban serenos. Ya en el Tedeum efectuado en la Catedral y frente a la imagen de Jesús, el hijo de Dios, Miguel se desmayó.  ¿Que  mensaje divino hay en estas caídas?

Recordé el pasaje bíblico donde Jesús dice “Saulo, Saulo ¿Por qué me persigues?  Y  lo tumbó  del caballo. Quedó ciego por un tiempo. La caída lo hizo  reflexionar, entender la misión del hijo de Dios, enderezar el camino.  Desde entonces fue defensor de los pobres, un verdadero salvador de almas.

En cuestión de meses, Miguel ha sido tumbado dos veces ¿Hay  señal divina envuelta? Bueno, en su lugar, me aislara con Dios y mi conciencia, buscara paz interior. Quizás quieren  despertarlo,  que cambie la ruta, que se vista de humildad y trabaje por el bienestar del pueblo, no  para un grupo ni con acciones superfluas.

Dios observa.  ¡Le temo tanto! Ojala Miguel no tenga una tercera caída.

Por Venecia Joaquín.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

POLITICA DE PRIVACIDAD: Un artículo de opinión es responsabilidad del autor. Cualquier medio informativo escrito, televisivo o radial, puede reproducir cualquier noticia o información (parcial o total), siempre y cuando, reconozca que la fuente es www.enrojoysinrodeo.com o mencione nuestra dirección electrónica: enrojoysinrodeo@gmail.com .